lunes, 12 de agosto de 2019

La batalla por el cielo azteca entre Aeroméxico y Emirates Airlines

  • La compañía mexicana se quiere asegurar que su competidor árabe no llegue al país. Desde el año pasado ha promovido una serie de amparos contra la posible autorización del gobierno federal para que Emirates opere la ruta México-Barcelona-Dubai



MÉXICO.- La guerra entre Aeroméxico y Emirates Airlines por surcar el cielo mexicano va escalando en tensión. La compañía mexicana se quiere asegurar que su competidor árabe no llegue al país; de tal suerte, este miércoles ha promovido una demanda de amparo contra la posible autorización del gobierno federal para que Emirates opere la ruta México-Barcelona-Dubai.

Aeroméxico busca la intervención de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) en el caso. Según consta en la demanda, la empresa reclama la aplicación del artículo 43 de la Ley General de Aviación Civil, que permite a la Cofece emitir una posición sobre la existencia de condiciones efectivas de competencia entre los concesionarios.

De ser así, la comisión podría determinar un régimen tarifario especial para Emirates Airlines en lo que se generan las condiciones justas de competencia entre esta aerolínea y las mexicanas. El conflicto, según ha dicho en múltiples ocasiones la empresa nacional, es que Emirates recibe subsidios del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, lo que genera una competencia desleal; dicha acusación ha sido rechazada por la aerolínea con base en Dubai.


publicidad


Otra acusación de Aeroméxico, es que a Emirates le fueron concedidas quintales libertades que le permitirían ofrecer vuelos entre México y España como si fuera una línea aérea nacional. Esta pugna data de junio del año pasado, cuando se firmó un convenio sobre servicios aéreos entre el gobierno de México y los Emiratos Árabes Unidos.

No obstante, el propio subsecretarios de Comunicaciones y Transportes (SCT), Carlos Morán Moguel, dijo durante la 61 Asamblea General de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) que la empresa aún no cuenta con la autorización ni con los slots (tiempos de aterrizaje y despegue) requeridos para otorgar el servicio.

En mayo del año pasado, Aeroméxico suspendió la ruta Ciudad de México-Barcelona, que en teoría iniciaría en noviembre de ese año, debido a las quintas libertades que le habían sido otorgadas a Emirates Airlines.


Un mes después, interpuso una demanda de amparo ante el Juzgado Décimo Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en México para evitar que Emirates operara la misma ruta. La aerolínea impugnó el convenio firmado en 2012 mediante el cual se abría la posibilidad de usar la quinta libertad a aerolíneas de ambos países.


publicidad


Aeroméxico aseguró en esa ocasión que aunque no estaba en contra del uso de estas libertades, en este caso suponía una competencia desleal por ser una empresa subvencionada. Durante más de un año la empresa mexicana tuvo detenida la ruta de México a Barcelona; fue hasta el 15 de junio de 2019 que operó su nueva ruta, con tres vuelos semanales. Hace poco, anunció que a partir del 10 de diciembre, incrementará la frecuencia de su ruta y serán cinco los vuelos que salgan cada semana rumbo a Barcelona.


En medio de todos estos anuncios la pelea entre ambas empresas continúa. El juzgado Décimo Cuarto aún no ha dictado sentencia respecto al primero amparo interpuesto el año pasado. Por su parte, este jueves será el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa el que resuelva la suspensión definitiva del servicio. De otorgarse, la SCT se vería obligada a supeditarse a la opinión de la Cofece antes de expedir cualquier permiso para Emirates Airlines.


Actualmente, Emirates cuenta con una asignación inicial de slots en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mexico (AICM), pero será hasta después de agosto cuando el gobierno anuncie si se le otorgó a la aerolínea una asignación final con los horarios que solicitó para su operación.

La aerolínea árabe anunció recientemente que, a partir del 9 de diciembre, comenzaría a operar la nueva ruta México-Barcelona-Dubai. Su mensaje causó la indignación de las compañías nacionales, que de inmediato se manifestaron en contra. Tras la noticia, ASPA, ASSA y el Sindicato Independencia se unieron contra la llegada de la empresa árabe a México y solicitaron al presidente Andrés Manuel López Obrador revisar las condiciones en las que entraría a operar.


"Nos ha sorprendido y preocupado severamente la noticia de que el gobierno de nuestro país, el cual se encuentra a su cargo, ha autorizado la operación diaria de la aerolínea Emirates entre Barcelona y la Ciudad de México", señalaron en un comunicado conjunto. "Nos sentimos defraudados por haber hecho esto sin un análisis de todas las consecuencias. No se trata de una ruta o de una aerolínea, sino que se pongan en riesgo los empleos de los mexicanos", ahondaron.

El contexto de la pugna es difícil para Aeroméxico, pues en lo que va del año ha reportado de manera constante una disminución en su tráfico nacional e internacional. En su último reporte, correspondiente al mes de julio, tuvo una caída del 8.1% respecto al mismo mes del año anterior. En el mercado internacional, el número de pasajeros transportados disminuyó 0.3%, mientras que a nivel nacional fue de 12.8 por ciento.




Únete al Club Empresarial RoiPress y comienza a prosperar, ¿O es que te quieres quedar fuera?




Libre de virus. www.avg.com

NOTICIAS QUE SON TENDENCIA